jueves, 5 de enero de 2017

NO TAN CERCA



No tan cerca;
primero despréndete de ese viento que ata tu cintura
y luego admite que mis ojos son la ráfaga
que da vértigo a tu cuerpo.

Entonces, seré quien resquebraje
las raíces que se acumulan en los escombros
de aquellas vírgenes que tienen tus manos 
amarradas a los tobillos de la locura.

No tan cerca;
deja que corra el aire entre la lluvia
y la bóveda de ese amor supurado
que se fuga de lo probable.

Que más tarde, sólo más tarde,
buscaré ese borde del día
donde se pierde la luz
y comenzaré a amarte

                                                          Publicada en, el tren de abril, año 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario