lunes, 2 de enero de 2017

Cómo escribir Poesía . El proceso creativo


¿Alguna vez te has preguntado por qué quieres escribir?

En lo personal, porque quiero vivir lo que no puedo protagonizar. A parte me hace feliz y transforma mi vida; me ayuda a darme cuenta de lo que pienso y siento.

En el proceso creativo todo puede ser ficción literaria. Hay quien crea una atmósfera motivadora con música o sahumerios, hay quien solo necesita el silencio o también que haya  gente, necesita el ruido de una cafetería o de una estación de tren. La  cuestión es escribir y donde te inspires es indiferente.
Lo primero es desinhibir el  pensamiento, piensa que la materia prima del escritor es el lenguaje, la realidad que nos rodea y estos dos puntos son comunes a todos los individuos. Luego esta nuestro mundo interior.

Disponerte a escribir implica bucear en dos mundos, como te dije antes: el exterior y el interior. Crear significa: romper las resistencias y los miedos. Aunque lo primero que escribas  te parezca trivial, pobre. Escríbelo. Capta el motivo, lo que hay en tu interior o lo que vez en el exterior. Cuando escribas una historia de algo que sucedió de verdad has algunos cambios, que no tengan mucha importancia, cámbiale el color de pelo, ponle una cicatriz en la cara, no sé lo que tú veas te resultara más fácil manejar los personajes.

Escribir un poema, un relato, un cuento es placentero, gratificante. Y lo es más, cuando vas descubriendo la armonía de ese enlace en las palabras al pronunciarlas en voz alta. Así que recuerda lo que te vengo diciendo en las entradas anteriores lee en voz alta.
Crear es un estado de investigación y descubrimiento continuo, tienes que proponértelo con anterioridad y ser consciente de ello. Lo esencial es:

-          Prestar atención y registrar (de ahí que siempre digo que lleves una libreta y un bolígrafo contigo) debes de escribir todo lo que ves, todo lo que sientes, ser flexible, no caer en imágenes gastadas y en la censura durante el proceso creativo.
-          Tener un objetivo, una meta, es decir: debido a nuestras ocupaciones cotidianas, no vemos nunca el tiempo para sentarnos a escribir o a leer como realmente quisiéramos, y lo vamos postergando. Es ahí donde debemos decirnos “NO” voy a empezar a escribir un verso cada día o una línea y a leer una hoja por día.
-          Recrea lo que quieres construir. Aunque sea parte de la realidad lo que vas a contar en tu historia, tomo solo los datos y construye una realidad alternativa. En poesía no escribas sobre la emoción, define a la emoción  a través de imagines impactantes, lo que te dije antes de las imágenes gastadas, busca nuevas imágenes para que causen un efecto sorprendente en el lector, en otras palabras da una pincelada significativa, el poema es una entidad visual. Y no te estreses cuando crees una imagen porque hay momentos que el lenguaje se eleva y se mece en el vacío y en otros deja de fluir, se cuaja negándose a salir.
-          Escribe siempre en dos tiempos: uno para crear y otro para corregir, no dudes en reescribirlo todo, si es necesario.
-          Cuando leas.Lee dos veces una como lector para saborear la historia y otra como autor para saber sus secretos y su técnica y anótalas.

En resumen: Escribe donde te inspires, no importa el lugar ni el ruido, que sea tu espacio, tu lugar, tu momento. Y recuerda lo único que hará reales a tus personajes es el modo en que los trates y como los diseñes. Del mundo real quédate con las sensaciones y reconstruye la historia. Los personajes en una historia se definen por lo que dicen y hacen. Y en poesía, trabaja la imagen de lo que quieres que el lector sienta que en definitiva es lo que sientes tú. Deja que el descubra a través del juego silábico las verdaderas intenciones de tu poema, no lo digas, muéstralo.

Ahora un ejercicio para liberar tu imaginación: Has una lista de diez puntos con las cosas que te gustaría ser  o hacer, una frase corta y luego escribe la historia o el poema. Por ejemplo.
Me gustaría ser una jirafa para llegar a esos lugares altos que nunca explore.
Quisiera viajar a otra galaxia para conocer a mi doble y saber si él escribe también.


SUERTE EN ESTA AVENTURA. BUCEA EN TU UNIVERSO Y POR SOBRE TODO CONFÍA EN TI Y ESCRIBE.

2 comentarios:

  1. Leído todos tus buenos consejos Graciela.
    Te deseo un año venturoso en todos los aspectos, y sobre todas las cosas, salud y paz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Elda, igualmente para ti. Saludos

    ResponderEliminar