lunes, 26 de enero de 2009

ESTA NOCHE FRIA


EN ESTA NOCHE TAN FRIA,
CAEN TUS RECUERDOS.
COMO CASCADAS DE AMOR,
SEDUCIENDO MIS SENTIMIENTOS.

CREO QUE ESTAS CERCA,
ESCUCHO TU RESPIRACION.
VUELVE A VIBRAR MI CUERPO,
Y EL FUEGO ATRAPA EL DESEO DE MI AMOR.

HOY EN MI, ENTRO LA MELANCOLIA,
AL AÑORAR TUS BESOS.
ERAS LA PALABRA JUSTA, SABIA Y PRECAVIDA.
EN LOS MOMENTOS TURBIOS, QUE EMPAÑABAN MI VIDA.

ERA MAS QUE YO, EN TUS BRAZOS.
ERA LO QUE TU QUERIAS, QUE YO FUERA.
ME HACIAS RENACER CON TUS CARICIAS,
Y SIEMPRE CREIA, QUE SERIAS PARTE DE MI VIDA.

HOY TU RECUERDO CAE COMO CASCADA.
Y ES QUE SIGO DE TI, ENAMORADA.
TE IMAGINO CONMIGO CADA MADRUGADA,
Y TE DESVANECES CON EL ALBA.

Graciela Giráldez


domingo, 11 de enero de 2009

GRACIAS



TAL VEZ, PORQUE SOS LA MAYOR
TAL VEZ, PORQUE SUPISTE GUARDAR
CON TANTO FERVOR,
EL AMOR QUE MAMÁ NOS DIO.

PORQUE BAJO TU AMPARO
NOS COBIJASTE CON TANTO AMOR.
QUE NUNCA LLEGO LA TRISTEZA Y EL DOLOR,
QUE ELLA SINTIO.

TAL VEZ, PORQUE SABES ENTENDER MIS PALABRAS,
QUE POR VECES, NO TIENEN RAZON.
Y LAS GUARDAS EN EL FONDO DE TU ALMA,
PARA CALLAR MI ERROR.

QUIERO QUE SEPAS HERMANA MIA,
QUE FELIZ SERIA YO,
SI PUDIERA DARTE, UNA PARTE,
DE LO QUE ME DISTE VOS.

GRACIAS POR TODO LO QUE HAS HECHO,
GRACIAS POR HACERME QUIEN SOY,
SI NO HUBIERA TENIDO TU GUIA,
CREO QUE NO TENDRIA VIDA HOY.

GRACIAS POR SOBRE TODAS LAS COSAS,
GRACIAS POR AYUDARME A CRECER,
GRACIAS POR TENDERME LA MANO,
Y NO DEJARME CAER.

Graciela Giráldez



domingo, 4 de enero de 2009

DÉJAME


Déjeme entrar... en tu vida y en tu alma.
Como el aire fresco, que entra por tu ventana
déjeme devolverte la esperanza
y caminemos juntos asía el mañana.

no te aferres a lo que viviste un día.
las experiencias malas, amargan la vida.
déjeme probar contigo mi medicina,
y veras como se cura tu herida.

me gustaría tanto, compartir contigo mi vida.
te amaría tanto, que las estrellas se enrojarían.
y también veras que puedes soñar.
y nuestros destinos podemos cambiar.

déjate querer, que yo quiero crecer
necesito tanto, una ilusión a mi ser
y sacar del fondo aquella pasión
que estancada están en el corazón.

Déjeme saber de tu silencio
en que rincón quedo aquel momento
que el desamor cubrió tus sueños
y guardo en tu pecho aquel tormento.

déjeme ser quien tenga el derecho
de pronunciar tu nombre sin sufrimiento.
que tus sabios besos, recorran mi cuerpo,
y así veré... cumplido mi sueño

Graciela Giráldez

Del poemario “Palabras Indiscretas”

Centro de estudios poéticos - Septiembre 2008