domingo, 2 de marzo de 2008

sueños

En tus ojos negros, me perdi.
en un sueño yo cai.
Muchos prados verdes, recorri.
Por el camino, amores eternos cruce.

Como una suave brisa de verano,
refrescaban mi alma dormida.
pero se escurrian,
como agua entre las manos.

Pero al final del camino,
alguien me esperaba.
Y al abrir mis ojos,
mi sueño terminaba.

La realidad llegaba,
con tus besos esperanzada.
Para empezar un sueño maravilloso
cada mañana.

Graciela Giráldez

Del poemario “Amarga Hiel”

Centro de Estudios Poéticos Septiembre 2007