viernes, 21 de febrero de 2014

Espejos Convexos


Poema  10




Tantas veces me dije: -no lo haré-  y cuando llegó el momento, tropezó la piel con el pensamiento. Saltó a escena el milagro de la vida.  
Cada partícula de mi cuerpo se cristalizaba al paso de sus caricias. Iba descubriendo a la mujer que  la fosa del tiempo ocultó con sus tallos. Bebí  las gotas de placer que escapaban de su cuerpo. Nos reflejábamos el uno en el otro.  Nos confundía la imagen con distintas caras,  guardando  el orgullo bajo la piel.

Llegue a sentirlo tan mío, que era imposible realizar lo que la mente repetía: -Retrocede, retrocede- Pero sus besos eran dardos contra el pasado. Y el pasado, jugaba a ser polvo para  mezclarse con el aire y alejarse con el recuerdo. 

Graciela Giráldez- Poemario "Espejos de Papel" año 2012

4 comentarios:

  1. Bellisimo Graciela, cada letra de este poema va dibujando todos los sentimientos llenos de amor, dejando a un lado el pasado que se vuelve polvo por esas caricias intensas.
    Me ha encantado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Tropezó la piel con el pensamiento, que frase o verso más bello, nunca se me habría ocurrido unas palabras tan bonitas y con tanto significado.
    Hay tantas veces que el pensamiento no está de acuerdo con el corazón ni con la razón, y ahí están en lucha y creo que a medias ganan según la ocasión, y aquí parece que el corazón lleva más puntos.
    Un poema precioso y delicado que me ha encantado leer.
    Besitos Graciela.

    ResponderEliminar