Ir al contenido principal

MIS OJOS Y LA NADA



En mi cuarto, donde los sueños dejan estela y la esperanza vuelve a nacer, me elevo. Floto en un aire que emana destellos de luz y refleja mi sombra encarcelándola en la pared.

La luz guía mis pasos por los ladrillos roídos por el tiempo y en su ambigüedad, viajo hacia un horizonte y más allá… la nada.

Voy hacia ella. La nada me recibe abriendo de par en par sus puertas, me da confianza ofreciéndome su mano, envolviéndome; atrayéndome me toma en sus brazos pero… me suelta, haciendo que sucumba a su vacio.

Camino por un suelo de nada, atravesando un laberinto de quimeras. Un calor cautiva mi cuerpo; llevándome hasta una llama que se abre en abanico cercando las salidas y dejándome capturada en ella. Un eco retumba en las paredes del fuego que muestra mi crispada sombra encarcelada en la pared de mi cuarto.

El pensamiento vuela, tratando de comprender por qué todo se pierde en la nada y por qué se disipa todo en temores.

Veo en la llama mis ojos reflejados, y entre ellos y yo… la nada. Formando remolinos de espejismos que revela el egoísmo y el capricho del saber… que ya ni recuerdo cuanto tiempo hace que mis manos olvidaron el sabor de su piel.

Una ventana se aproxima a mi mirada, como rayo fugaz me ciega, mostrándome la salida de este infierno. Salto la ventana me proyecto a una ciudad sin tránsito, con gente que ríe, con semáforos que cambian colores brillantes, disparatados y calles bordadas de flores que huelen a barro.

Camino por la ciudad admirando la paz que escoltan mis pasos y me llevan hasta la puerta de mi cuarto, donde la nada se esfuma y vuelvo a soñar…

Graciela Giráldez

Comentarios

  1. Gabriela, esta relato es tremendamente precioso además me resulta muy poético y con el que me encuentro identificada, con esa nada que algunas veces nos lleva al vacio.
    Me ha encantado el desarrollo del final más esperanzador.
    Me ha gustado leerte.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Sí, creo que todos o por lo menos la mayoria nos sentimos identificados, con esa nada que nos seduce paso a paso y nos acerca a ese vacío que por momentos creemoas que viene de afuera y que en realidad llevamos dentro. Y en otros momentos tan locos creemos que lo llevamos dentro ese vacío y en realidad es el mundo que se refleja en nosotros, haciendonos creer cosas que en realidad no existen.

    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El yo poético y la voz del narrador

El poeta suele hablar en primera persona cuando crea el poema, es decir, en un yo poético. Recuerda siempre que, un poema se construye desde los silencios, de la distribución de las palabras en el papel, la medida, la sonoridad de las palabras y la relación de los significados de cada palabra y dicha construcción en el universo del poeta, la expresión de su sentimiento, la mirada que tiene del mundo, etc. Existen tres niveles de comunicación en un poema: Una interna, establecida por los personajes. Una externa, entre el autor y el lector reales. Una comunicación que media entre los dos anteriores que son el autor y el lector implícito. El yo aparece en el poema. Esta primera persona puede identificarse con el autor real, esto es la primera persona propia. Después está la primera persona ajena, este yo no puede identificarse con un autor real, es una voz ficticia tanto en el título como en el texto. Luego está la primera persona generalizada,  es cuando aparece un “nosotros” que es el ser …

La creatividad

Un poema nace de la emoción y se escribe con una actitud tranquila y serena. Al construir las frases de nuestros poemas usamos muchas figuras retóricas (metáfora, anáfora, metonimia, etc.), más los que recién empezamos. Pero su uso en exceso mata. Como decía Huidobro con los adjetivos: “el adjetivo cuando no da vida, mata”. Esto mismo pasa con las figuras retóricas.


Así como el tono y el ritmo es pedido por el poema. También el poema pide las figuras retóricas, así que tendrás que agudizar tu oído e intuir lo que piden tus versos y cuál será el efecto. Al fin y al cabo la combinación de palabras da ritmo al texto y a tu firma. No te olvides nunca de la imagen que queremos transmitir en el poema. Hay algunas figuras literarias o figuras retóricas, también llamadas recursos literarios que, son utilizadas por la poesía contemporánea y dan un vuelo a la escritura genial, aparte te ayudaran a conseguir un estilo propio y son las siguientes:
       A)Figuras de dicción o elegancias  Con ellas…

«LOS JUEVES, POIESIS» SOBRE BIOGRAFÍAS LECTORAS

Para los que viven en España, en la provincia de Teruel les invito a que visiten el pueblo de Alcañiz y participen en la actividad que la Asociación literaria poiesis realiza un jueves al mes. Más abajo estan los detalles, la entrada es libre y gratuita.


«Los jueves, Poiesis» continúa su andadura e invita a todas las personas aficionadas a la lectura (también a las que no), a participar en la sesión de diciembre dedicada a que los asistentes expliquen su biografía lectora. Que digan los libros que más les han marcado a lo largo de su vida, las librerías, las bibliotecas… Y si no son lectoras que expliquen por qué y qué es lo que les gustaría leer si lo fueran.
Para ilustrar la sesión se pide que los asistentes traigan textos breves para leer como poemas, microrrelatos, citas, frases hechas…, viñetas, cuadros, secuencias de películas, todo sobre la lectura o los libros, o que lean fragmentos representativos de sus libros de cabecera.
Os esperamos el jueves 13 de diciembre a las 19:30 h. e…