miércoles, 1 de diciembre de 2010

AÑORANZA

Óleo de María Dolores Giráldez

Pedazos de mí

van por la casa,

rotos,

remendados

descocidos.

La soledad los espanta,

lloran,

sufren,

gritan.

Necesitan el calor

de esa hermana

que aconseja.

De esa amiga,

que escucha y calla.

De los que me quieren.

Pedazos de mí

vuelan por el aire.

Son suspiros de añoranza.

Pedazos de mí

buscan consuelo en una tierra lejana

a la que tuve que emigrar,

dejando mi ciudad y con ella

parte de mi alma.

Graciela Giráldez

Del poemario “Raíces”


1 comentario:

  1. Hola hermana estamos iguales desde que te fuiste te amo y te extraño tambien Amparo

    ResponderEliminar